Cadena de suministros

¡Logra la máxima productividad en la cadena de suministro! 5 elementos a tener en cuenta

El éxito de un negocio va ligado de forma directa a la productividad de la cadena de suministro

Dentro del mundo empresarial, la productividad de las diferentes áreas de negocio es el objetivo prioritario para lograr un crecimiento positivo y de carácter ascendente. La cadena de suministro, sin lugar a dudas, se ha convertido en una pieza fundamental capaz de llevar los números de cada empresa a lo más alto o a lo más bajo.

Según fuentes consultadas, el 79% de las empresas con cadenas de suministros de alto rendimiento han generado crecimiento económico por encima de la media del tejido empresarial actual. Este tipo de datos identifica de forma clara la importancia de cuidar y mantener  un alto grado de productividad en la cadena de suministro.

Las cadenas de suministro de las empresas se determinan bajo distintos factores: estudios y análisis estratégicos del negocio, infraestructura logística, y  la mano de obra. A partir de estos factores, es posible establecer una serie de directrices a potenciar para lograr el máximo rendimiento y productividad de la cadena de suministro.

Cadena de suministro capacitada, moderna y eficiente

Los nuevos retos y tendencias procurement sitúan a la cadena de suministro como el principal objetivo a trabajar y modificar para hacer frente de forma eficiente a los próximos años. Cabe recordar que el concepto de sostenibilidad ya forma parte importante en las estrategias procurement de la mayoría de las empresas, siendo la cadena de suministro el pilar fundamental a transformar en  favor a estas nuevas tendencias de negocio.

Una cadena de suministro  fuerte, capacitada y efectiva no solo es capaz de aumentar el rendimiento, además es mucho más permeable para integrar las nuevas tendencias y modos de entender las futuras estrategias de negocio. Así pues es posible identificar  cinco acciones clave a favorecer o impulsar por la mejora de la cadena de suministro:

  • Implementación de programas de formación. El conocimiento y la formación son aspectos clave para el aumento de la productividad en cualquier área de trabajo. Los empleados, trabajadores, en general , la mano de obra son los activos fundamentales para el desarrollo eficaz del trabajo a realizar. Invertir en formación  para los empleados  es una línea estratégica de actuación, que genera de forma directa un impacto positivo en la empresa. Los programas de formación no sólo ayudan a mejorar el rendimiento y productividad en las tareas, además genera un vínculo de compromiso entre trabajador y empresa.
  • Gestión efectiva del personal. En paralelo a las acciones formativas, se recoge como un valor básico la gestión efectiva del personal o mano de obra. Además de integrar la mejor formación de acuerdo a las habilidades de cada empleado, es vital crear un canal de comunicación directo y efectivo, capaz de informar, aclarar y motivar a los empleados.
  • Servicio y satisfacción del cliente. Una cadena de suministro productiva debe enfocar sus estrategias de trabajo hacia el servicio y satisfacción del cliente. Este hecho plantea la idea de diseñar un proceso productivo de la cadena de suministro basado en la experiencia del cliente, el rendimiento de la cadena de suministro impacta directamente en la percepción que tienen los clientes de la empresa y el servicio que se ofrece. Así pues es necesario  señalar diversos problemas a solucionar para lograr este objetivo: escasez de inventario, mala calidad de producto o servicio, retrasos…
  • Incorporación de tecnología. En la actualidad, no se entienden los procesos productivos sin la integración de las nuevas tecnologías. Aplicaciones para la gestión de inventarios o software de negociación electrónica, cloud computing, robótica, tecnología portátil son algunos ejemplos que ayudan a mejorar el rendimiento y la eficacia en la cadena de suministro, aportando transparencia y una línea de trabajo más centralizada y coordinada.
  • Reducción de costes. Minimizar los costes es uno de los grandes objetivos en toda área de negocio de una empresa. La correcta optimización de la productividad de una cadena de suministro, requiere el análisis de los costes asociados al servicio del cliente, así pues es necesario determinar: costos de adquisición, gastos de inventario y almacenamiento, gastos de transporte, etc.

Obtener el máximo rendimiento y productividad en la cadena de suministro es fundamental para lograr el éxito presente y futuro de las empresas. El enfoque hacia el servicio al cliente, la correcta formación y gestión de los empleados, la implantación de nuevas tecnologías y una óptima corrección del gasto, son elementos clave a potenciar para implementar una cadena de suministro más productiva.