Proceso de compras

Procurement para Start-ups: ¡no lo conviertas en un problema!

Las empresas Start-ups se suelen centrar en potenciar y solucionar determinados aspectos, abandonando el análisis de su departamento de compras

Las empresas consideradas Start-ups tienen una morfología y metodología interna que les otorga una enorme capacidad de crecimiento. Son empresas jóvenes, cercanas al cliente final, innovadoras, muy próximas a las nuevas tecnologías y en una constante evolución en busca de una periódica mejora continua. Para muchos propietarios de este tipo de empresas, el área procurement no se encuentra entre una de sus grandes preocupaciones, pues los esfuerzos están dirigidos a trabajar en otras áreas.

En cierto modo, puede tener algo de sentido que una empresa Start-ups mantenga el proceso procurement en un segundo plano. En primer lugar existen ciertas zonas funcionales que acaparan el tiempo y esfuerzo de estas organizaciones: cuestiones relacionadas con el marketing, el crecimiento, la contratación de talento, elaboración de estrategias de negocio… Por otro lado, otra de las razones que nos han comentado gestores de empresas Start-ups se relaciona con la idea que los procesos procurement son simples de ejecutar y gestionar (localización de productos, comprar y pagar).

En las fases iniciales de negocio de estas empresas, los procesos procurement pueden  parecer, y son, problemas muy pequeños y simples de solucionar. A través de sencillas decisiones sin una estrategia previa, es posible ir solventado los inconvenientes que pueda ofrecer el área procurement. Una idea de trabajo  muy común en este aspecto, es dotar a los iniciales miembros de una plantilla con la responsabilidad y libertad de realizar las compras necesarias, existiendo un control poco transparente sobre el gasto de la empresa.

La propia fisonomía de las Start-ups les permite disfrutar de un alto crecimiento a corto y medio plazo, y es aquí donde la primaria solución de gestión del área procurement comienza a  transformarse en un gran problema ante la creación natural de una fuente continua de pérdidas financieras, además de la pertinente perdida de músculo en el rendimiento y eficacia de la cadena de suministro.

Tratar de solventar la situación cuando es un problema de grandes proporciones es mucho más complicado, pues por lo general se añaden alternativas de reparación de daños con el fin de minimizar las pérdidas, sin llegar  a establecer una estrategia procurement estandarizada para todos los procesos relacionados con el negocio

Estrategias procurement: prioridad absoluta para las empresas Start-ups

Como hemos visto anteriormente, aquella situación que pueda parecer un pequeño problema puede convertirse en un foco de pérdidas muy importante, si además estamos hablando de la nula definición de una estrategia de compras es un asunto de graves consecuencias para el crecimiento de una empresa.

A día de hoy, no es asumible una Start-ups de éxito sin la integración de un sistema de adquisiciones sólido y de continua evolución en paralelo al crecimiento de la empresa. Por ello hemos podido identificar una serie de cuestiones que todo propietario de una empresa de estas características ha de tener muy presente desde sus inicios:

  • Los departamentos de compras y áreas procurement en general, son espacios funcionales a estudiar e integrar de manera prioritaria. Las ventajas de una estrategias procurement acorde a las nuevas tendencias tiene la capacidad de mejorar el rendimiento y la productividad.
  • Es fundamental conocer e identificar la necesidad de una estrategia procurement para realizar cualquier tipo de adquisición, de esta forma es mucho más fácil visualizar esta nueva pieza del engranaje de la empresa.
  • A partir de un estudio y análisis de las necesidades de la empresa, se debe de perfilar las características de la estrategia procurement a desarrollar (proveedores, cadena de suministro, gestión de almacén…)
  • La incorporación de las nuevas tecnologías a la nueva estrategia procurement es un hecho fundamental. Las nuevas aplicaciones de gestión  o los innovadores software de negociación electrónica, ayudan a crear un proceso de compras centralizado y automatizado, asegurando un mayor control de los procesos internos procurement, además de mejorar el rendimiento y la eficiencia final.
  • Por último y no menos importante, la actitud ante los procesos procurement debe ser de evolución, renovación y permeabilidad hacia las nuevas tendencias (big data, sostenibilidad, etc.)

La gestión procurement no debe de ser un problema para las empresas Start-ups, de hecho ha de ser analizado como un recurso eficaz de estrategia de negocio, para potenciar el crecimiento de la empresa e integrar un esquema de trabajo cohesionado y de futuro.