Subastas inversas en departamentos de compras: ¿Qué no debes de hacer?

/Subastas inversas en departamentos de compras: ¿Qué no debes de hacer?

Subastas inversas en departamentos de compras: ¿Qué no debes de hacer?

Es curioso observar como de vez en cuando nos llegan corrientes de opinión y experiencias negativas en relación a las subastas inversas en departamentos de compras.

Esta curiosidad no se basa en la incredulidad de dichas afirmaciones, sino simplemente en el hecho que, por lo general, el origen de las malas experiencias en las subastas inversas en departamentos de compras viene de la mano del propio usuario que utiliza dicho recurso.

En otras palabras, las subastas inversas no son una herramienta en la que presionas un botón y todo “se hace”. Requiere de un conocimiento y una preparación propia de cualquier estrategia de negocio de un departamento de compras.

Las subastas inversas son un increíble recurso cuyas funcionalidades para los departamentos de compras son realmente eficaces y muy útiles. Pero a pesar de esto, en muchos casos no llegan  a ser una opción viable para muchos departamentos por el mero hecho de no realizar las cosas bien.

Bien, veamos algunas de las situaciones que se dan en una mala gestión de una subasta inversa.

Qué no debes hacer en las subasta inversas en departamentos de compras

En término generales, las subastas inversas son vistas como un recurso secundario y muchos profesionales no son capaces de percibir la enorme trascendencia que estas herramientas van a tener en el futuro inmediato de las compras.

A partir de este punto, podemos deslizar ciertos conceptos que llevan  a un usuario a no obtener el beneficio deseado de las subasta inversas ¡Vamos con ello!

Escaso conocimiento general

Como hemos dicho en las líneas anteriores, son muy pocos los profesionales que tinen una idea clara y definida sobre lo que son las subastas inversas en los departamentos de compras y del enorme potencial que aportan. Este hecho  hace que muchas veces el interés por implantar las subastas inversas como método de estrategia de compras se vea muy difuminado, siendo su prioridad muy baja.

No se debe sumergirse en el mundo de las subastas inversas sin el conocimiento general de mercado de estas herramientas, incluida su futura tendencia en el nicho de negocio.

Escaso conocimiento específico

Al escaso conocimiento general se le añade el poco conocimiento específico de la propia herramienta. No conocer las opciones o funcionalidades de una subasta inversa nos vincula obligatoriamente al uso inadecuado de la misma.

Las subastas inversas en departamentos de compras es un recurso muy bien diseñado tanto para la parte compradora como para la parte vendedora. No poseer el conocimiento adecuado de hasta donde se puede llegar con dicha herramienta es  aumentar las posibilidades de fracaso.

Mínimo detalle del producto o servicio a adquirir

Parece evidente, pero muchos profesionales con malas experiencias en las subastas inversas en departamentos de compras, tienen en común el error de un inadecuado detalle del producto que solicitan.

El producto pesa mucho, no es del tamaño deseado, no es el color, tiempo de entrega inapropiado… todo esto ha de detallarse lo más posible en el apartado correspondiente. El proveedor que participará en la subasta inversa ha de saber si puede cumplir con todos los requisitos.

Los comentarios o descripciones que den margen a la interpretación suelen ser el inicio de una transacción no deseada.

Error en la elección de proveedores

Como en el caso del detalle del producto o servicio, la elección de proveedores es otro factor que puede llevar a la peor experiencia una subasta inversa.

Es comprensible la emoción de ver como los proveedores se “pelean” por entrar en tu subasta inversa y pujar por ofrecerte la mejor oferta. Es esta emoción es  la que ciega a muchos usuarios, incluyendo a proveedores no adecuados con el pertinente problema si  obtienen la “victoria” en la subasta.

No todos los proveedores valen, deben de poseer un cierto perfil de credibilidad y fiabilidad para poder ser candidatos a pujar en tu subasta inversa. Más vale cinco proveedores buenos que  diez proveedores de bajo perfil.

Productos de riesgo máximo

Seleccionar un producto de riesgo máximo para la cadena de suministro es otro gran error muy frecuente en las subastas inversas en departamentos de compras.

Por la propia naturaleza de las subastas inversas, tanto por su gestión y desarrollo, no es nada aconsejable seleccionar un producto de máximo riesgo para los intereses del negocio.

Es mucho más inteligente optar por productos o servicios de poca urgencia o necesidad y que posean un alto nivel de competitividad entre los proveedores.

,Teniendo en cuenta todos los factores anteriormente comentados existen grandes probabilidades de que el uso de las subasta inversas se convierta en una experiencia agradable y satisfactoria para la empresa compradora.

2019-07-25T18:16:47+02:00