La gestión de las relaciones con los proveedores se ha convertido en un factor clave para entender los procesos de compras con éxito.

La evaluación progresiva y real de los proveedores  sus capacidades y activos que pueden dar, es importante para poder establecer una estrategia de compras eficaz para cada momento.

La gestión de las relaciones con los proveedores es un proceso  complejo en el que destacan tres pasos claves. Sigue leyendo, te mostramos estos puntos básicos que forman parte de una correcta gestión de las relaciones con los proveedores.

Gestión de las relaciones con los proveedores: 3 pasos clave

Dentro de una estrategia SRM se compaginan una serie de procesos que hacen que la relación entre empresa y proveedores alcance un nivel superior.

Dentro de estos procesos existen tres pasos denominados fundamentales que ya definen una eficaz estrategia de proveedores:

Segmentación de proveedores

Uno de los primeros pasos clave en una estrategia SRM de éxito está relacionado  con la segmentación de proveedores.

Así pues, segmentar a los proveedores según distintas categorías es una tarea de obligado cumplimiento. Aunque las categorías  pueden variar para cada empresa, por lo general suele segmentarse por: producto o servicio, complejidad del mismo, precio, etc…

El objetivo de la segmentación es averiguar qué proveedores aportan el mayor valor estratégico y cuáles suponen el mayor riesgo para la empresa. A través de la identificación de las  cualidades de los proveedores se generará un cuadro de pros y contras para cada proveedor  que servirá para identificar la mejor opción posible.

Las plataformas de compras como ProcuOS ofrecen el entorno necesario para un estudio, evaluación y segmentación de los proveedores, de un modo fácil e intuitivo.

Algunas de las cualidades a valorar pueden ser:

  • Calidad de los productos o servicios.
  • Comunicación rápida y clara
  • Transparencia y normas éticas, etc…

Desarrollo de Estrategias

Con los datos ofrecidos bajo una estrategia de SRM integrada en un software de compras, las empresas pueden desarrollar las mejores estrategias en cada momento.

Elaborar estrategias sobre las mejores formas de interactuar con los distintos proveedores en función de las necesidades empresariales es toda una ventaja competitiva. Este hecho permite jugar con varias estrategias que permitan lograr el mayor en rendimiento posible.

El conocimiento  profundo de los proveedores hace que estos sean verdaderos aliados estratégicos para cada proceso de compras. Todo esto facilita el mejor desarrollo de estrategias posibles.

Ejecución estratégica y seguimiento

Establecidas las estrategias llega el momento de ejecutarlas del mejor modo posible. La supervisión del rendimiento de cada estrategia es vital para garantizar el éxito final.

Establecer determinados KPI que permiten un seguimiento real  del desarrollo de las estrategias es básico. Esto permite realizar una evaluación comparativa y trabajar de forma continua en la mejora del rendimiento de los proveedores, así como realizar los ajustes necesarios con el tiempo.

Mediante un software de compras  es posible establecer las métricas específicas que ofrezcan el verdadero valor de las estrategias de compras efectuadas.

¿Cual es tu experiencia con un software SRM? Danos tu opinión.Visita nuestra página de LinkedIn ¡Te esperamos!