Homologación de proveedores en las compras: en busca del mínimo riesgo

/Homologación de proveedores en las compras: en busca del mínimo riesgo

Homologación de proveedores en las compras: en busca del mínimo riesgo

Ante el volátil y cada vez más complejo escenario que dibuja el mercado, las empresas necesitan más que nunca afinar su puntería para lograr el mayor rendimiento y beneficio. Los proveedores son el activo más importante que una empresa compradora puede tener, de hecho, una buena selección de proveedores puede marcar la diferencia. Gestionar una buena cartera de proveedores de confianza ayuda a minimizar el riesgo, la homologación de proveedores en las compras es un buen método para aportar eficacia y calidad a la elección de proveedores.

Para un departamento de compras, el desempeño de un proveedor repercute en la buena marcha de la empresa y en la satisfacción de los clientes. La homologación de proveedores en las compras es el proceso por el cual las empresas comprueban que los proveedores cumplen con las exigencias deseadas.

En la actualidad, las empresas desarrollan procedimientos documentados para asegurar que los productos que adquieran cumplan con los requisitos y características especificadas. Con el paso del tiempo, las empresas tienden a exigir más a sus proveedores con el fin de lograr una cadena de suministro más real, sostenible y actual afín los deseos de los nuevos clientes.

La homologación de proveedores asegura minimizar el riesgo en la elección de proveedores y en consecuencia fortalecer la cadena de suministro en pos de un proceso productivo de alta calidad.

¿En qué consiste un proceso de homologación de proveedores en las compras?

Un proceso de homologación de proveedores dará las repuestas necesarias a una serie de preguntas relacionadas con los proveedores. La metodología y formas puede variar, por lo general, son las normas de calidad las que marcan la pauta para desarrollar un cuestionario de calidad para homologar adecuadamente a los proveedores.

Gracias a las nuevas tecnologías que integran en las empresas aplicaciones o software de negociación electrónica, es mucho más sencillo y directo realizar este tipo de procesos.

Minimizar el riesgo  requiere tener cualquier punto y factor asociado al proveedor atado y bien atado. Cuanto más incisivo y detallado sea el cuestionario de homologación, más información y transparencia obtendremos del proveedor.

En términos generales, la información a solicitar es la siguiente:

  • Información General. Este aparatado hace referencia a datos como: nombre de la empresa, dirección, sucursales, actividad, etc. Una visión general sobre los principales datos de una empresa.
  • Situación financiera y legal. No cabe duda que estos temas aportan la confianza necesaria para apostar por un proveedor u otro. Las preguntas y cuestiones sobre este punto están referidas a: estados financieros (ratio de liquidez, solvencia o rentabilidad), obligaciones financieras y bancarias… En resumen comprobar el correcto escenario financiero y legal en el que se mueve la empresa proveedora.
  • Capacidad Operativa. Todo aquello relacionado con la gestión y provisión de recursos, infraestructuras, personal, equipamiento, instalaciones, gestión de la producción…
  • Gestión de Calidad. En la gestión de calidad existen muchas vertientes de información a cubrir: gestión de personal, mantenimiento, manual de calidad… La norma ISO 9001-2000 ayuda a conocer aquellos puntos más importantes para poseer una idea clara sobre el sistema de calidad en una empresa proveedora.
  • Seguridad, salud y medio ambiente. Todos los puntos relativos a estas cuestiones vienen baremados bajo las especificaciones de normativas como la ISO 14001-2004 y la OHSAS 18001 de salud y seguridad en el trabajo.
  • Gestión Comercial. En este último apartado se añaden cuestiones relativas a los procedimientos y soluciones de la gestión comercial de la empresa. Se dan respuesta a sus procesos de mejora continua, acciones de tipo correctivo, etc… En definitiva, es posible conocer la capacidad resolutiva ante los diferentes procesos de negocio que supone la colaboración con una empresa compradora.

Como es posible adivinar, el proceso de homologación de proveedores en las compras examina minuciosamente a la empresa proveedora. Tras finalizar el proceso, se calculará el valor del proveedor con el fin de confirmar su adecuado perfil para la colaboración en próximos proyectos.

Es importante destacar que la correcta homologación de un proveedor no obliga a colaborar con él. Estamos hablando de un procedimiento de conocimiento e información que nos permitirá minimizar el riesgo si trabajamos con dichos proveedores.

¿Qué piensan los proveedores de este tipo de homologaciones?

Los proveedores como cualquier otra empresa, busca mejorar su rendimiento y clientes serios dispuestos a apostar por ellos. La homologación de proveedores resulta un examen muy exigente que evalúa todas las características de gestión y administración de una empresa.

Cuanto más esté ligada una empresa a los requerimientos de las diferentes normativas de calidad en todos sus aspectos, más satisfactoria será su evaluación.

La homologación de proveedores para una empresa proveedora es vista como un instrumento capaz de dar luz y transparencia a los clientes, un primer paso de comunicación directa que puede llevar  una futura colaboración.

Cumplir con los estándares de una homologación de proveedores en las compras puede ser complejo, pero para muchas organizaciones es una innegable oportunidad de mejora, capaz de ayudarles acercarse a las necesidades de sus clientes.

Minimizar el riesgo sumando calidad

Ante el cambiante y, cada vez más exigente mercado, la búsqueda de la calidad en los diferentes procesos de negocio se hace crucial. No sólo la calidad de un producto, sino la calidad de una empresa en materia medio ambiental o en el cuidado de sus empleados (por poner un ejemplo) comienzan a ser características que definen la demanda u oferta de determinados productos.

Desarrollar procesos de homologación de proveedores ayuda a conocer y acercarse a proveedores que compartan las mimas líneas de calidad. Este hecho ayuda a minimizar el riesgo lo que repercute en una cadena de suministro fuerte, sólida y comprometida.

Colaborar con proveedores, previamente homologados, incide en:

  • Una mayor capacidad para cumplir con los estándares de calidad.
  • Una controlada y mejorada gestión de riesgos, con capacidad para anticiparse ante posibles inconvenientes.
  • Mejor relación cliente-proveedor lo que supone una posición de privilegio para disfrutar de ventajas comerciales y estratégicas.

La homologación de los proveedores beneficia a ambas partes del proceso de negocio, fortaleciendo las organizaciones y creando relaciones de compromiso y confianza vitales para un mejor rendimiento final.

 

Como ya has visto, el portal es una herramienta imprescindible

Haz click aquí y te ayudamos a que tengas tu cirquito de homologación en menos de 48 horas

 

2018-10-05T10:19:35+00:00