Método Agile en las compras ¡Es posible!

/Método Agile en las compras ¡Es posible!

Método Agile en las compras ¡Es posible!

El método Agile en las compras  puede ser el punto de inflexión necesario para mejorar el rendimiento de esta importante área de la empresa.

El mercado es cada vez más competitivo, los departamentos de compras han de ser cada vez más efectivos. Las compras deben ser capaces de reaccionar con la misma eficacia con la que actúa, especialmente en un mercado global complejo donde reina la incertidumbre y la ventaja competitiva es clave.

Pero ¿Qué es agile? ¿Por qué todo el mundo habla de la metodología Agile?

Lleva tiempo siendo una tendencia dentro de las estrategias de gestión de las empresas, sobre todo para aquellos departamentos que inciden de manera importante en los resultados finales.

Veamos primero algunas nociones sobre la metodología Agile

¿Qué es la metodología Agile?

Como hemos dicho anteriormente, en este mundo que cambia rápidamente las empresas deben poder adaptarse a los cambios para reducir el riesgo y aprovechar las oportunidades.

El gran factor que puede  incentivar este cambio y la adaptabilidad óptima para los cambios es la metodología agile.

Ser ágil significa poder pensar, comprender y moverse rápida y fácilmente ante las diferentes situaciones que conllevan lo procesos de negocio.

Los puntos que definen la metodología agile para una empresa pueden resumirse en los siguientes:

  • Objetivo primordial la satisfacción del cliente. La satisfacción del cliente es la máxima prioridad, cada detalle de todo proceso o tarea van  vinculados a generar valor en este sentido.
  • Sin miedo a los cambios. El cambio es bienvenido, independientemente de cuándo ocurra  y lo que conlleve. El cambio trae consigo oportunidades para maximizar la ventaja competitiva y la satisfacción del cliente.
  • Fortalecimiento del espíritu de colaboración. El trabajo en equipo es un reto para las estrategias de negocio futuras de las empresas. La idea es trabajar de manera conjunta para garantizar la transparencia total de la comunicación y el compromiso compartido con el éxito.
  • Confianza y poder para los profesionales. Los equipos de trabajo recibirán todo aquello que necesiten para desarrollar su labor lo mejor posible, incidiendo en la autonomía y capacidad de gestión, estimulando la confianza para la finalización de las tareas asignadas.
  • Simpleza. La búsqueda de la simpleza en la organización y desarrollo de las tareas también  es fundamental en la metodología Agile.
  • Valor.  La mejora continua para ofrecer el mejor valor final es el reto a cumplir y conseguir a medio y largo plazo.

Los procesos ágiles son iterativos, colaborativos y contextualmente reactivos. Se basan en datos, enfatizan la transparencia y se centran en el valor. Se priorizan los resultados y el éxito compartido, promoviendo relaciones comerciales más saludables y productivas con el fin de obtener el mayor valor posible.

Seguir por estos principios, favorece la implementación de esta metodología, el enfoque enfoque de la rigidez hacia la agilidad.

Método Agile en las compras

El Método Agile en las compras comienza a ser un factor determinante para entender la filosofía de trabajo en estas importantes áreas de gestión de una empresa.

El método agile en las compras brinda la oportunidad de una experiencia más flexible y colaborativa tanto para compradores como para proveedores.

A continuación mostramos algunas características del método Agile en las compras:

  • Para que las adquisiciones ágiles tengan éxito, debe haber alguien que dirija el proyecto y sea responsable de asegurarse de que se aborden las necesidades específicas del cliente y proyecto.
  •  En  algunas ocasiones, los proveedores pueden asumir una mayor participación en la gestión y el desarrollo del proyecto de compras.
  • Trabajar a diario en sistemas Supplier Relationship Management (SRM) para mejorar las relaciones con las partes interesadas.
  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas, destacan profesionales multifuncionales y con valor involucradas en el proceso.
  • Negociación de contratos en colaboración,  mostrando un diálogo fluido para ambas partes con el fin de obtener el mayor valor posible.

El método Agile en las compras, además dispone de una estrategia organizativa y funcional basada en equipos de trabajo  y tareas iterativas para conseguirla mayor eficacia posible ¡Todo un reto  para  el futuro!