Plataformas de compras y proveedores, un tándem eficaz

/Plataformas de compras y proveedores, un tándem eficaz

Plataformas de compras y proveedores, un tándem eficaz

Ya sabemos que las plataformas de compras son una excelente herramienta para fortalecer la gestión de un departamento de compras. Pero también es un activo muy interesante para los proveedores, las plataformas de compras y proveedores son dos agentes que combinan muy bien y favorecen el rendimiento de las partes interesadas.

Las plataformas de compras no deben de entenderse como una herramienta solo para los intereses de la parte compradora. Esto sería un gran error. La verdadera ventaja competitiva reside en desarrollar la sinergia necesaria entre  plataformas de compras y proveedores con el fin de generar una relación estratégica de negocio más sólida y productiva.

Teniendo en cuenta la importancia superlativa de las compras en el rendimiento final de una compañía, crear el mejor entorno posible entre compras y proveedores facilitará y favorecerá las transacciones no solo a corto sino a medio y largo plazo.

Plataformas de compras y proveedores – Ventajas

Una plataforma de compras ayuda a las empresas a ser más ágiles al permitirles controlar el gasto global con herramientas flexibles de administración y visibilidad, y simplifica las operaciones al consolidar y administrar cada fase del proceso de compras.

Los proveedores son el eje fundamental de las cadenas de suministros de las empresas, hacer a estos actores partícipes de las estrategias de compras puede ser un valor fundamental.

Las plataformas de compras abren una ventana transparente de trabajo y colaboración fundamental para construir un proceso de compras y una cadena de suministro sólida y flexible a los cambios.

Las plataformas de compras ofrecen un entorno de trasparencia y comunicación capaz de cambiar por completo las relaciones y los resultados con los proveedores. Un buen ejemplo de ello son las subastas inversas o la posibilidad de crear catálogos de productos de los proveedores.

Plataformas de compras y proveedores cambian la imagen de los procesos de compras, brindando excelentes beneficios:

Procesos de compras optimizados

La mayoría de los procesos de compras se puedan mejorar. Una relación positiva y directa con el proveedor conduce al intercambio de ideas y comentarios que se pueden utilizar para mejorar las operaciones.

Los profesionales de compras reconocen que el uso de plataformas de compras con sus principales proveedores puede brindar beneficios significativos tanto para el comprador como para el proveedor.

Reducción de costos

Un mejor conocimiento de los proveedores (por ejemplo mediante proceso de homologación de proveedores o la solicitud de determinada información)… generarán ahorros de costos, además de reducir  problemas de disponibilidad, demoras y problemas de calidad (lo que significa un mejor servicio para el cliente).

Mayor eficiencia

La mejor comunicación y transparencia de datos  e información, a medida que el proveedor y comprador conozcan más sobre la organización con la que están trabajando, aumentará la eficiencia del servicio.

La eficiencia se pule identificando oportunidades y limando aquellas fallas ocurridas en proceso de compras anteriores.

Una cadena de suministro más fuerte

El uso de plataformas de compras y proveedores, hace de estos últimos un importante aliado estratégico para los diferentes procesos de compras.

Cuando proveedores y compradores trabajan juntos, esto permite a ambas partes comprender mejor el funcionamiento interno de la otra.

En algunos casos, ambas partes podrán adaptar sus prácticas y operaciones de trabajo para acomodar mejor a la otra, lo que puede conducir a mayores eficiencias y ventajas operativas.

Una cadena de suministro fortalecida permite a los compradores reducir la cantidad de proveedores que compran, agilizando el proceso de compra y haciendo que el presupuesto sea una tarea mucho más simple.

Dentro de una plataforma de compras, los proveedores tienen su sitio prioritario, facilitando la inclusión directa en el ciclo de vida de las estrategias de los procesos de compras de una empresa, optimizando la productividad para ambas partes interesadas.