Subastas inversas en las compras para proveedores

/Subastas inversas en las compras para proveedores

Subastas inversas en las compras para proveedores

Siempre que se habla de las subastas inversas en las compras se gira la mirada hacia la empresa que compra, en definitiva, hacia los departamentos de compras. Esto es algo muy común pues la parte primera activa en todas las subastas inversas en las compras parte de la parte compradora.

Pero también es bien cierto, que una subasta inversa en el ámbito del área de compras no tiene sentido sin la otra parte: los proveedores. Sin proveedores no existe la subasta inversa, de hecho las subastas inversas son una gran herramienta para identificar buenos proveedores y mejorar las relaciones y cooperaciones a largo plazo.

Las subastas inversas han ido evolucionando a lo largo de los años, de un simple instrumento para lograr buenos precios a una herramienta que ayuda a optimizar la gestión y los procesos de compras incluyendo a las partes interesadas.

Como parte interesada, los proveedores son un factor prioritario  y con las subastas inversas en las compras convive en un escenario muy favorable para sus retos y objetivos.

Subastas inversas en las compras, también para proveedores

No podemos negar que las subastas inversas ofrecen una ventaja indiscutible a la empresa compradora, la idea de obtener aquello que se necesita a un menor precio siempre puede ser vista como una gran ventaja.

Pero, por lo general, los departamentos de compras no solo quieren el mejor precio posible, buscan un proveedor de confianza y, si es posible, un proveedor de largo recorrido capaz de convertirse en un poderoso aliado estratégico.

Los proveedores saben esto, conocen la importancia para la parte compradora de conocer un proveedor cualificado y fiable para dar solidez a la cadena de suministro, por ello las subastas inversas son una buena herramienta para facilitar a los proveedores mostrar su perfil  y capacidad frente a las empresas compradoras.

No solo las subastas inversas en las compras están diseñadas para departamentos de compras, en la actualidad proveedores y compradores comparten un contexto online que ha modificado de un modo importante la colaboración y gestión de los procesos de compras entre distintas empresas.

Las subastas inversas forman parte importante en las estrategias de los proveedores, aunque al final no consigan el contrato que desean.

¿En que se benefician los proveedores? Son muchas las cuestiones que se pueden desgranar sobre los beneficios de las subastas inversas en las compras, pero podemos detenernos en las siguientes:

Visibilidad

Probablemente una  de las mayores ventajas que les puede ofrecer las subastas inversas a los proveedores. Formar parte de una subasta inversa o estar dentro del catálogo online de proveedores de un software de compras es una exposición máxima hacia la empresa compradora.

El proveedor puede mostrar su músculo organizativo y funcional a la parte compradora. Tiene la facilidad de presentar sus cualidades y mejora continua.

Conocimiento de la competencia

A través de las subastas inversas es posible tener una idea de la competencia, su fortaleza y cualidades. Esto repercute en la mejora continua y en tener presente que factores son los importantes para responder las necesidades de las empresas. Conocer a la competencia hace mejor a los proveedores.

Comunicación directa

Las subastas inversas son siempre un buen modo de comunicación con los departamentos de compras. A pesar de no ser seleccionado para un proyecto, la comunicación existe y la información, datos y feedback son valores potencialmente positivos para el proveedor para un futuro muy cercano.

Las subasta inversas ofrecen información para las partes interesadas, información que puede ser vital para mejorar las estrategias de los proveedores y convertirse en mejores profesionales y aliados en los diferentes procesos de compras.