La importancia del Big Data en los departamentos de compras

/La importancia del Big Data en los departamentos de compras

La importancia del Big Data en los departamentos de compras

El concepto de Big Data ha ido creciendo de un modo paulatino en los últimos años. Comenzó siendo un término desconocido hasta acabar formado parte de las tareas vinculadas en el ámbito empresarial. Los procesos Big Data en los departamentos de compras son un factor fundamental en la comprensión y toma de decisiones de cualquier compra.

Con las nuevas tecnologías diseñando la transformación digital de las empresas, el Big Data es ya un elemento primordial para la gestión empresarial.

Cuando hablamos de Big Data nos estamos refiriendo al gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que inundan la gestión del día a día de una empresa.

Realmente lo que importa no es el volumen de datos, sino lo que es capaz de hacer las empresas con esos datos. El reto es generar valor competitivo a través de toda la información obtenida.

Teniendo en cuenta todas las partes interesadas que conforman un proceso de compras, analizar todo el Big Data ofrecido puede ser relevante al ahora de desarrollar diferentes estrategias de negocio.

Veamos un poco sobre la importancia del Big Data en los departamentos de compras.

Big Data en los departamentos de compras

Como hemos comentado anteriormente, con la digitalización e integración de tecnología en las empresas en la vida cotidiana, se recopilan una gran cantidad de datos. Los datos de las personas, patrones de comportamiento se pueden registrar y analizar para mejorar el rendimiento e incluso amenazas.

La ventaja que Big Data puede proporcionar a las compras es proporcionar tendencias de adquisiciones. Con base en estas tendencias, se consolidan estrategias más óptimas que afectan a cada proceso de negocio.

A través de las nuevas aplicaciones de compras, la visibilidad, transparencia  y la automatización de tareas hace que los datos muestren la realidad de lo  procesos de compras.

El Big Data en los departamentos de compras ofrece beneficios muy interesantes:

Mejora la trazabilidad de la cadena de suministro

La capacidad de rastrear productos en toda la cadena de suministro se ha convertido en una realidad con la ayuda del análisis de Big Data.

Es posible conocer cada detalle del ciclo de vida de la cadena de suministro y mejorar a aquello que no esté funcionando al 100%.

Decisiones basadas en información real y contrastada

Con el análisis de Big Data, las empresas pueden realizar fácilmente análisis de gastos basados en puntos de datos cuantitativos y cualitativos, mejorando el proceso de abastecimiento. Este es uno de los grandes valores del Big Data en los departamentos de compras.

Mejora las relaciones con los proveedores

Analizar Big Data en los procesos de compras, exige una transparencia y visibilidad en cada proceso. Esto incluye a los proveedores, cuanto más conozcamos a estos y más información relevante obtengamos de ellos, mejores serán las colaboraciones y el rendimiento final. Se preferirán los proveedores que brinden una mejor experiencia y agreguen más valor a la empresa.

Gestión de Riesgos

El análisis de Big Data permite a las empresas predecir con precisión los posibles problemas que pueden surgir en un proceso de compras: los precios de las materias primas, la escasez de productos básicos…, las empresas pueden identificar fácilmente los riesgos y gestionarlos mejor.

Las plataformas de compras facilitan trabajar con  Big Data, ayudando a las empresas a procesar grandes conjuntos de datos y detectar posibles problemas.

El Big Data en los departamentos de compras permite realizar diferentes análisis capaces de ofrecer una visión efectiva del ciclo de cada proceso de negocio, siendo una base clave para la mejora continua y un mayor rendimiento final.