Selección de proveedores: ¿Estrategia de proveedor único o múltiple?

/Selección de proveedores: ¿Estrategia de proveedor único o múltiple?

Selección de proveedores: ¿Estrategia de proveedor único o múltiple?

El éxito productivo y comercial de una empresa está íntimamente ligado a su cadena de suministro y esta a los proveedores que la componen. No en vano, los nuevos consumidores muestran una mayor empatía y demanda sobre aquellas empresas y productos que cumplan de manera responsable con el ciclo de producción de productos y servicios. La selección de proveedores se convierte en una tarea muy por encima de otras. La búsqueda de proveedores y su correcta homologación puede ser un elemento fundamental competitivo frente a otras empresas.

La selección de proveedores no es igual en todas las empresas. Dependiendo del tamaño, este factor varía sustancialmente. Es un hecho que las empresas más pequeñas tienen menos flexibilidad que las grandes cuando se trata de elegir proveedores.

Esto da como resultado que para cada empresa pueden parecer distintas respuestas óptimas para elegir la mejor estrategia de proveedores. Dentro de este asunto suelen parecer ciertas dudas o  indecisiones sobre si es más conveniente una estrategia de proveedor único o múltiple.

Pero mucho antes de eso, las empresas deben de conocer algunos factores prioritarios para tener presente la selección de proveedores.

Factores clave para la selección de proveedores

Sin proveedores las empresas no pueden funcionar correctamente. Prácticamente todos los resultados finales de un negocio dependen de que los proveedores cumplan con su trabajo.

La premisa máxima es encontrar al proveedor/proveedores adecuados y para ello se deben de tener cuenta una serie de factores críticos que darán paso a la futura elección de una estrategia de proveedor único o múltiple. Así pues podemos identificar los siguientes:

  • Coste total. También denominado precio, es uno de los puntos clave para tomar una decisión. Es importante destacar que los equipos de abastecimiento estratégico y adquisición directa deben tener en cuenta que el precio de un producto o servicio no siempre indica el costo total para una empresa.
  • Calidad. Por lo general hay una dependía directa entre el costo de un producto o servicio y su calidad. Como empresa tenemos uno estándares de calidad prefijados y es necesario asegurarse de que se cumplan las expectativas.
  • Confianza. Creer en las habilidades potenciales de un proveedor construye una confianza vital para las relaciones a largo plazo. Las referencias pueden ser una buena hoja de presentación para conocer el grado de confianza de los proveedores.

La localización, el servicio, flexibilidad, la comunicación… son otros factores que ayudan a decidirse por un proveedor u otro. Una vez establecida una cartera de proveedores, comienza el estudio de la estrategia a utilizar: un solo proveedor o múltiples.

¿Estrategia de proveedor único o múltiple?

Como hemos dicho anteriormente, la respuesta a esta pregunta puede ser muy diferente dependiendo del tipo de empresa, sobre todo en relación a su tamaño. Muchas empresas desarrollan distintas estrategias dependiendo el proyecto a realizar, combinando procesos de negocio con un solo proveedor y otros procesos de negocio con varios proveedores.

Diferentes operaciones requieren diferentes estrategias de proveedores. Se puede optar por la elección de un solo proveedor el cual se hará cargo de las necesidades del proyecto. También se puede optar por una estrategia de proveedores múltiples que distribuye la responsabilidad entre varios proveedores.

Ambos proporcionarán los recursos y herramientas para optimizar los procesos de negocio y adaptarse a la demanda fluctuante. Pero cada una de estas opciones puede ser más adecuada para determinadas necesidades operativas específicas.

Estrategia de proveedor único

Seleccionando una estrategia de proveedor único, la empresa se compromete a comprar un recurso determinado de un solo proveedor. Se depende de este único proveedor ara conseguir estos recursos, producto o servicios.

El proveedor debe ser de confianza, flexible y un  buen aliado estratégico para el futuro. De la colaboración con un solo proveedor se pueden sacar determinadas ventajas:

  • Los procesos de negocio son mucho más fáciles de gestionar. Es mucho  más sencillo simplificar e integrar sistemas de colaboración.
  • Los costos se reducen cuando realiza pedidos con un solo proveedor.
  • Trabajar con un solo proveedor facilita la construcción de una mejor y más solida relación entre ambas partes.
  • Mayor flexibilidad para el control y gestión de pedidos.

Pero no son solo ventajas el uso de un único proveedor. Conlleva, también, una serie de desventajas que pueden afectar a los resultados finales:

  • Cualquier escasez general en un material o producto puede revertir en grandes problemas.
  • Es más difícil asegurar que la empresa siga siendo competitiva si está vinculada a proveedores únicos.
  • Posibilidad de que los clientes potenciales se preocupen por el riesgo para sus suministros (por el uso de un solo proveedor).
  • Problemas vinculados al equilibrio en la dependencia. Si el proveedor crece puede que reduzca la dependencia con la empresa.

Estrategia de múltiples proveedores

Muchas empresas poseen una gran cartera de proveedores y a partir de ellas establecen sus estrategias de compras.

Existen algunas ventajas que definen esta estrategia como muy beneficiosa para las empresas:

  • Si un proveedor posee dificultades, siempre habrá otro al que recurrir sin sufrir perjuicios.
  • Poseer múltiples proveedores da la posibilidad de jugar con la competencia entre ellos.
  • Aumenta la capacidad de su empresa para evitar interrupciones en el suministro.

Manejar varios proveedores origina ciertas desventajas que hay que saber gestionar:

  • El intercambio de información y feedback no es tan sencillo y puede presentar riesgos.
  • Hay un mayor gasto general asociado a diversos conceptos: contratación, administración…
  • Una estrategia de múltiples proveedores puede convertirse en un desafío en términos de control de calidad.

¿Qué opción es mejor? Depende del tipo de empresa, sector y estrategia de negocio que se quiera llevar a cabo.

Si somos fieles las nuevas tendencias de los departamentos de compras, el objetivo es contar con proveedores que sean socios estratégicos. Por lo tanto, la buena relación a largo plazo es fundamental, esta relación debe estar integrada bajo precio estándares de flexibilidad, compromiso y efectividad.

De ambas estrategias es posible sacar beneficios y seleccionar proveedorers que cumplan con los mejores requisitos adecuados para las diferentes necesidades estratégicas de cada negocio.

Te ayudamos a dar el paso, estás a un click

2018-11-05T10:19:35+00:00