El concepto SRM convive desde hace años dentro del entorno de los departamentos de compras y, específicamente, dentro de las estrategias de dichos departamentos. SRM son las siglas de Supplier Relationship Management, en castellano, gestión de las relaciones con los proveedores un factor clave dentro de las operaciones de las empresas.

No hay duda que las cadenas de suministro son cada vez más complejas, generándose un  marco de trabajo totalmente interconectado. En este escenario la conexión  directa y fluida con las partes interesadas se hace fundamental para lograr los retos deseados.

A través de una buena estrategia de SRM será posible crear, mantener y optimizar las relaciones con los proveedores, socios potenciales de cualquier negocio. Veamos con un poco más de detalle en qué consiste la gestión de las relaciones con los proveedores y su importancia.

La importancia de una buena estrategia SRM

De forma sencilla podemos definir la gestión de las relaciones con los proveedores como un proceso global que se centra en optimizar las interacciones con los proveedores para maximizar el valor para la empresa.

Por lo tanto, el objetivo principal es crear valor para la empresa optimizando la forma en que se relaciona con sus proveedores y proveedores potenciales.

Para ello, en una estrategia SRM, es necesario aplicar una serie de acciones con el fin de estudiar y gestionar las relaciones con los proveedores:

Evaluación de proveedores

Es de suma importancia valorar y evaluar las fortalezas y debilidades de los proveedores. Se necesita un profundo análisis sobre varios aspectos de los proveedores, como su rendimiento, capacidades, confiabilidad, calidad, precios y capacidad de respuesta. Gracias a este tipo de análisis, la toma de decisiones estará basada en información real y creíble.

Segmentación de proveedores

La segmentación ayuda a las empresas a adaptar sus estrategias para diferentes proveedores. Esta segmentación se basará  en función de sus capacidades y los productos o servicios que ofrecen los proveedores.

Selección de proveedores

Uno de los aspectos críticos es saber que bienes o servicios adquirir de cada proveedor. La correcta alineación de las fortalezas de cada proveedor con los requisitos específicos de la empresa para un determinado momento, es el reto principal a cumplir.

Con una buena estrategia de SRM se facilitará la toma de decisiones sobre qué proveedor es el más adecuado para las necesidades.

Añadir nuevos proveedores

La gestión de las relaciones con los proveedores también abarca el proceso de toma de decisiones para agregar nuevos proveedores. Hay casos en los que agregar un nuevo proveedor puede traer beneficios, la evaluación cuidadosa del valor que pueden ofrecer debe estudiarse consumo cuidado. Gracias a la información que se genera a partir de una estrategia SRM, la tarea es mucho más sencilla.

Estrategias de negociación

Saber cuándo negociar, con qué proveedores y para qué objetivos específicos requiere un estudio previo. SRM permite comprender los objetivos de las empresas en las negociaciones con proveedores.

Finalización de las relaciones con proveedores

¿Cuando se necesita romper vínculos con los proveedores? Para dar respuesta a esta pregunta es necesario poseer datos en relación al rendimiento, incompatibilidad y otras características de los proveedores.

Aplicada una buena estrategia SRM será posible desarrollar procesos y criterios para evaluar cuándo es apropiado finalizar una relación con un proveedor y gestionar la transición hacia los nuevos.

La gestión de las relaciones con los proveedores permite conocer, cuidar y mantener los mejores proveedores para nuestra empresa, mejorando la relación  y asumiendo su papel como parte activa del negocio.

¿Conoces a tus proveedores? Danos tu opinión.Visita nuestra página de LinkedIn ¡Te esperamos!