Breves apuntes sobre la licitación electrónica pública

/Breves apuntes sobre la licitación electrónica pública

Breves apuntes sobre la licitación electrónica pública

Los procesos de licitación electrónica se han convertido en procesos comunes y necesarios para diferentes ámbitos

Cuando hablamos de un procedimiento de licitación, nos referimos al procedimiento por el cual varias empresas proveedoras concursan para la adjudicación y ejecución de un contrato. Las características o el denominado pliego de condiciones del concurso, se establece de acuerdo a las necesidades del sector, siendo el ámbito de los contratos públicos uno de los más importantes. Todo el ciclo de vida de este proceso dirigido al mundo digital es denominado licitación electrónica pública, un nuevo contexto de actuación que ofrece transparencia y automatización natural de los procesos.

La licitación electrónica pública se ha convertido en uno de los principales recursos para brindar concursos y ofertas de contratos públicos. Si bien, tradicionalmente el escenario electrónico no era una opción obligatoria, a partir de la resolución de la Unión Europea, a partir de octubre de 2018 todos los procedimientos de contratación pública han de facilitar el acceso de su gestión mediante procesos de licitación electrónica pública.

¿Por qué licitación electrónica pública?

La respuesta a esta pregunta va más allá de una cuestión técnica, engloba un concepto estratégico definido y desarrollado en “La Estrategia Europa 2020” donde se establece , entre otras cuestiones, la administración electrónica como un factor fundamental para generar un contexto de negocio mucho más transparente, efectivo, activo y justo para las empresas, estableciendo una mayor hincapié en el mejor acceso a Pymes a estos contratos públicos mediante la licitación electrónica pública.

La contratación electrónica pública presenta una serie de herramientas capaces de simplificar todos los procesos asociados a un licitación. De esta manera, la entidad adjudicataria o entidad concedente, posee un escenario de gestión y control de todo este proceso por medios electrónicos: presentación de solicitudes, ofertas, documentación, seguimiento de los procesos, recibir notificaciones, etc.

A todas aquellas empresas interesadas en participar en estos concursos públicos, se les facilita la presentación y control de sus propuestas, con lo que se conforman un ámbito de trabajo reglado y de gran efectividad.

La licitación electrónica ofrece una serie de ventajas que,  a medio y largo plazo, pueden cambiar de manera positiva todo esta clase de importantes procesos:

  • En primer lugar, destacar de forma interesante una destacable reducción de gastos de gestión, el paso del papel al formato electrónico minimiza muchas cuestiones de tipo técnico y burocrático.
  •  Una correcta y optimizada automatización de los procesos, generando una actividad mucho más efectiva, rápida y cómoda, sin obviar los tiempos de espera para el desarrollo de determinados procesos.
  • Incrementar y fomentar la competencia para la participación en el concurso de estos contratos públicos. La vía de la licitación electrónica ha sido y es un recurso fundamental para el acceso a las Pymes a todo este tipo de procedimientos.
  • Otro aspecto importante que añade la licitación electrónica, está relacionado con la eficacia y transparencia que se añade a los Organismos y Administraciones Públicas, generando una mayor confianza y profesionalidad.

¿Qué implica licitación electrónica pública a las empresas?

Las empresas que definan su estrategias de contratación mediante modelos electrónicos, no sólo estarán formando parte de la vanguardia y tendencia del futuro de la gestión empresarial, además formaran parte de un contexto que generará aspectos de gran rendimiento para la mejora continua del negocio:

  • Se posee un mayor conocimiento y transparencia sobre los competidores.
  • Se facilita la comunicación entre licitador y entidad adjudicataria, resolviéndose de forma efectiva problemas de gestión referidos a estos procedimientos.
  • Completa accesibilidad para la presentación de ofertas y documentos, el formato electrónico permite la plena movilidad y acceso.
  • Protocolos de actuación homogéneos para todo el mundo, la licitación electrónica y sus procedimientos son iguales para todos.
  • Minimiza las barreras de acceso para todo tipo de empresas, siendo un recurso de gran importancia para aquellas organizaciones pequeñas o medianas , las Pymes.

La implantación de la licitación electrónica pública, si bien es un concepto innovador y avanzado toma su apuesta de implantación en los efectivos software de negociación electrónica. Aplicaciones diseñadas para crear un contexto de negociación transparente, cómodo y efectivo, tanto para la organización interna de una empresa como de cara al trato con clientes y proveedores.

Los resultados de estas aplicaciones de negociación electrónica influyen en la reducción de costes y en la obtención de ofertas y contratos mucho más rentables unido a una mayor transparencia y comunicación entre las partes.

 

2018-05-15T12:39:04+00:00