¿Estás preparado para la negociación? 5 Consejos para negociar con proveedores

/¿Estás preparado para la negociación? 5 Consejos para negociar con proveedores

¿Estás preparado para la negociación? 5 Consejos para negociar con proveedores

La elección de los proveedores es el paso previo a la negociación con ellos, y es un aspecto fundamental para la consecución del éxito de tu negocio

Elegir al mejor candidato y que éste se ajuste de la mejor forma posible a las necesidades de la compañía, es uno de los pasos más importantes dentro de la cadena de suministros. Debemos estar preparados, y poner toda nuestra atención a la hora de negociar con ellos las condiciones que queremos.

En la negociación con proveedores podemos alcanzar mejores precios, mejores condiciones de pago, exclusividades, …por eso es tan importante para una empresa que se haga una buena negociación, ya que es una tarea que no solo afecta a la cadena de suministro, sino a toda la compañía en general. Una plataforma de negociación electrónica puede ayudarnos a conseguir estos objetivos de forma sencilla.

Existen una serie de factores que debemos tener bien presentes, no podemos pasarlos por alto.

La tarea de un negociador no es nada fácil e implica poseer un determinado carácter y personalidad o comportamiento. Pero no son aspectos concluyentes para ser un buen negociador. Con la práctica podemos llegar a ser un negociador exitoso, aprender a hacer frente a las situaciones que se nos planteen e incluso a manejar las negociaciones con proveedores poco flexibles.

Consejos para negociar con proveedores

  • Estar informado: Antes de enfrentarnos a una negociación con un proveedor debemos estar informados sobre otros proveedores. Sobre los precios, los productos y los servicios que ofrecen. De este modo, podremos llevar una mejor negociación, ya que tenemos unos conocimientos mínimos sobre aspectos que podemos negociar. Es una forma de conocer también determinadas condiciones que nos pueden interesar, y que no habíamos pensado.
  • Tener claro nuestros objetivos: No basta con tener información sobre todo lo que nos puede ofrecer la competencia, sino que también debemos tener claro nuestros objetivos, dónde queremos llegar con esa negociación. Es sumamente importante saber nuestras necesidades, lo que queremos, cómo lo queremos, qué podemos asumir y qué pretendemos alcanzar de esa negociación.
  • Que conozcan nuestra empresa: Normalmente, el proveedor no conoce nada acerca de la compañía que solicita sus servicios o productos, pero es recomendable explicarles en qué consiste el negocio. No tienes porqué contarle todo acerca de la empresa, pero si, que lo que te decidas a contar sea cierto, ya que a veces las verdades a medias pueden llevarnos a una situación nada ventajosa.
  • Mencionar a la competencia: No tenemos que tener miedo de hablar con nuestro proveedor de la competencia, si estos tienen mejores condiciones o determinados beneficios. No se trata de amenazar a los proveedores, ya que tienen que ser siempre nuestros aliados, no queremos que sean nuestros enemigos o tener una mala relación con ellos.
  • Tómate todo el tiempo que necesites: Para que una negociación resulte exitosa, debemos tomarnos el tiempo necesario para decidir qué proveedor elegimos, y pensar en todas las condiciones pactadas en la negociación. Se trata de una decisión que repercute en toda la empresa y debemos estar seguros de que las condiciones pactadas son beneficiosas para todas las fases del negocio.

No debemos precipitarnos en la toma de decisiones, si algo no nos convence, debemos seguir buscando.

Una vez encontrado el acuerdo que más beneficie a la empresa y más se ajuste a sus necesidades, tenemos que llevar un registro de todas esas condiciones pactadas, un registro por escrito para que no haya lugar a dudas sobre la negociación.

Algunos de los puntos que tenemos que tener presentes a la hora de entablar la negociación son los siguientes:

  • Precio: el objetivo será conseguir el mejor precio posible del producto. En muchos casos, los proveedores pueden variar este aspecto dependiendo de la cantidad comprada o del tipo de producto. Tenemos que aprovechar las ocasiones en que los proveedores nos ofrecen ciertas ventajas, por ejemplo;
  • En ocasiones, al superar el importe mínimo, es el proveedor el que se hace cargo de los costes de transporte. Por lo tanto, conocer cuáles son los importes mínimos nos puede ayudar a la hora de hacer los pedidos y ahorrarnos algo de dinero.
  • Podemos preguntar por algún tipo de descuento por hacer pedidos de producto en grandes cantidades.
  • También podemos preguntar por stocks o por productos de temporadas pasadas, lo más normal es que el proveedor nos reduzca los precios en este tipo de productos.
  • Exclusividad: podemos preguntar por la exclusividad de la marca o de una línea de producto para una zona determinada. Al ser el único que comercialice esa marca o ese determinado producto, puedes obtener muchas ventajas.
  • Condiciones: también es importante acordar unas condiciones de pago en las que la empresa puede llevar a cabo el pago sin que se vea afectado su flujo de caja.
  • Publicidad: este es uno de los aspectos que menos se tienen en cuenta, pero que más pueden ayudar a tu negocio. Intentar que el proveedor también haga publicidad de nuestra empresa en su web, por ejemplo, es otra forma de darnos a conocer, de que otras personas conozcan nuestra empresa.

 

2018-05-15T12:40:43+00:00