¿Qué precio le pongo a mi producto?: Comienza analizando los costos directos e indirectos

/¿Qué precio le pongo a mi producto?: Comienza analizando los costos directos e indirectos

¿Qué precio le pongo a mi producto?: Comienza analizando los costos directos e indirectos

Los costos directos e indirectos influyen de manera importante en el precio final de los productos

Los responsables de una empresa han de ser multitarea y tener la capacidad de solventar problemas y tomar decisiones. Una de las decisiones más relevantes está relacionada con la fijación de precios de los productos. Los costos directos e indirectos, conforman una parte importante en el valor final que se establezca para los productos y servicios ofrecidos por las empresas.

Como hemos dicho, el arte de la fijación de precios de los productos y servicios, incluyen los costos de producción de ese producto o servicio. No todos los costos son iguales ni poseen la misma relevancia, pero suman para determinar el valor de un producto.

Es posible identificar costos directos e indirectos, además de diferentes conceptos que se derivan de ellos, que ayudan a establecer de manera sencilla y real el precio final de los productos a ofrecer.

Costos directos e indirectos, la clave del precio final

En primer lugar, veamos de forma clara y sencilla las diferencias entres costos directos e indirectos y su influencia en el proceso productivo de productos y servicios.

Costos Directos

Los costos directos son aquellos que se pueden identificar y rastrear fácilmente, como por ejemplo, las materias primas para fabricar un producto o la mano de obra asociada al trabajo para producir el producto o servicio.

Los costos directos son a menudo parte de los costos variables, estos costos de carácter variable aumentan a medida que se fabrican más unidades de producto o servicios, así pues, por ejemplo, las materias primas son costos directos y variables.

Por otro lado, los costos directos más comunes son los denominados materiales directos y la mano de obra directa. De forma sencilla, podemos definir los materiales directos como aquellos materiales que se pueden identificar específicamente con el producto, son todos aquellos elementos necesarios para producir un producto o servicio.

Para rastrear estos costos directos, se suelen emplear los métodos contable LIFO o FIFO capaces de determinar todos aquellas cuestiones relacionadas con estos conceptos.

Costos Indirectos

Los costos indirectos forman parte activa en este binomio de costos directos e indirectos capaces de dar forma al valor del precio de productos y servicios. Los costos indirectos son definidos como aquellos que afectan a toda la organización empresarial y no sólo al producto.

Un claro ejemplo de costos indirectos pueden ser: publicidad, marketing, suministros generales, etc… Comúnmente,  estos costos indirectos suelen llamarse gastos generales, no están asociados directamente a la creación de productos.

Estos costos indirectos pueden ser de carácter fijo o variable: por ejemplo, el pago de un alquiler se considera un costo indirecto fijo, en cambio, la factura de la agua o luz es un costo indirecto variable.

Como en el caso de los costos directos, los costes indirectos llevan asociados los conceptos de materiales indirectos y mano de obra indirecta.

Los materiales indirectos son aquellos que hacen posible la producción de una empresa pero no se asocian a un solo producto (productos de limpieza, suministros de oficina, etc…). Suelen ser de carácter variable, pues los materiales necesarios cambian en función de la producción.

Por otro lado, la mano de obra indirecta está relacionada con la fabricación de uno o varios productos pero no se puede asociar especialmente a un producto en particular. Un ejemplo de costo de mano de obra indirecta es el salario de determinados profesionales. Este tipo de costos indirectos pueden ser fijos o variables, en el caso de los sueldos pueden ser mensuales o anuales dependiendo de la producción.

Además de tener en cuenta la relación de costos directos e indirectos para establecer el precio de los productos, se ha de tener en cuenta el denominado presupuesto de trabajo directo, que muestra el gasto total del costo directo de la mano de obra, y el número de horas de mano de obra directa necesaria para producir el número de unidades marcadas en el presupuesto de producción.

Con todos estos conceptos, es posible fijar un valor real y equilibrado del precio de los productos y servicios a ofertar. Costos directos e indirectos marcan la hoja de ruta a determinar el valor de un producto, así como el reflejo fiel de la cantidad de gasto producido, teniendo la capacidad de aportar soluciones eficaces para optimizarlo.

 

2020-03-20T11:26:09+01:00